La familia de la víctima del kamikaze presenta 45.000 firmas contra el indulto

La hermana del fallecido pide al ministro Gallardón que anule la decisión

La asociación valenciana de epilepsia dice que la enfermedad del condenado no está acreditada

Gallardón defiende de nuevo la decisión en una carta

 

Loreto Dolz, hermana de la víctima mortal del conductor kamikaze condenado a 13 años de prisión y que fue indultado recientemente por el Gobierno, ha presentado este viernes 45.000 firmas contra la resolución en la sede del Ministerio de Justicia en Valencia. “Son más de 45.000 personas que en solo tres semanas han firmado contra este indulto que es absurdo y no tiene razón de ser”, ha afirmado.

La familia del fallecido presentó el 4 de febrero un recurso de reposición contra la decisión, y el plazo para que el Ejecutivo responda al respecto concluye el 4 de marzo. “Hasta la fecha no sabemos nada. No nos han contestado ni para decirnos si han aceptado el recurso”, ha señalado Dolz. La mujer ha pedido al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón que “aproveche el tiempo que queda” para rectificar. “No debería ser labor de un Gobierno indultar a kamikazes”, ha agregado.

Dolz ha estado acompañada por Ana Solbes, presidenta de la Asociación de Epilepsia valenciana, quien ha señalado que no existe ninguna prueba de que el conductor que causó la muerte a José Alfredo Dolz el 1 de febrero de 2003 en un brutal accidente a la altura de Polinyà del Xúquer (Valencia). “Crisis como esa solo las he escuchado en los juzgados”; “la enfermedad no explica la carrera que hizo”, ha agregado, al tiempo que ha pedido al Gobierno que no utilice la epilepsia para justificar el indulto, ya que con ello se refuerza “el estigma” contra el colectivo que padece dicha dolencia neurológica.

Una prima de la víctima, Marta Castro, ha acompañado a Loreto, y ha explicado que han logrado reunir las firmas a través de Internet, de la web que creó la propia familia, y recorriendo físicamente las calles, comercios y mercados de Valencia, Alzira, Sueca, Alicante y Castellón”, entre otros municipios. “No me he encontrado con nadie que le pida que firme y no quiera hacerlo”, ha afirmado Loreto Dolz, “es algo de dignidad humana”.

Circunstancias “humanas”

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha insistido en un nuevo escrito en que había circunstancias “humanas, personales, sociales y familiares” que aconsejaban conceder el indulto al kamikaze en Polinyà, según informa Europa Press.

Así consta en un escrito remitido por Gallardón a la representante de Stop Accidentes de la Comunidad Valenciana, Ana Novella, en respuesta a una carta que le envió esta para expresar su queja por el indulto concedido. Novella ha dado a conocer este escrito este viernes, durante la entrega, por parte de la familia de la víctima, de más de 45.000 firmas en la delegación del Ministerio de Justicia en Valencia para solicitar que se revoque el indulto.

En la carta, con fecha 14 de febrero, el ministro indica que tanto en este indulto, como en los otros siete indultos parciales concedidos en 2012 a autores de delitos contra la seguridad en tráfico, “se ha puesto de manifiesto que hay posiciones encontradas, que hay sensibilidades divergentes y que hay circunstancias humanas, personales, sociales y familiares que aconsejaban ejercer el derecho de gracia, siquiera parcial, para tratar de resolver con la mayor equidad posibles tales peticiones”.

Gallardón señala que es “consciente” de la repercusión social de estas medidas, pero afirma que el Gobierno y el Ministerio de Justicia “deben tomar decisiones sobre todas las peticiones de indulto que se reciben -más de 6.000 cada año-, y estas decisiones son a veces tremendamente difíciles de adoptar”, reitera.

Asimismo, en la carta, el ministro transmite que la política del Ejecutivo en pro de la seguridad vial y para la reducción de la siniestralidad en carretera, “no ha variado ni un ápice, estando pues el Gobierno claramente resuelto en procurar la mayor concienciación ciudadana que sea posible respecto de las causas y consecuencias de los accidentes de tráfico”.

En esta línea, agrega que el Gobierno “ha sido y sigue siendo claramente restrictivo” a la hora de conceder indultos contra la seguridad vial. Así, durante el año 2012, el Ministerio recibió 1.200 peticiones de indulto por delitos contra la seguridad vial, de los cuales, se concedieron ocho, lo que supone un 0,6%.

Sobre este escrito, Novella ha manifestado que “para nada” está justificado este indulto “cuando había informes en contra”, y el único positivo era de Instituciones Penitenciarias, “donde se decía que evidentemente el preso no daba ningún problema en la prisión”. “No es para nada lógico”, ha insistido. “Este tipo de indultos no son ejemplares”, ha agregado Novella, porque “tira abajo campañas sobre la seguridad vial”.(Fuente: El País, 23/02/2013).